Buscador

Actualidad

Compartir en:
Facebook
Twitter
E-mail

La logística inversa como fuente de negocio en las empresas

A lo largo de su exposición, Domingo Cabeza explicó que la logística inversa es similar a la logística directa, que busca cambiar organización por dinero, pero con un factor diferenciador: la logística inversa busca “cambiar dinero por más dinero” a través, por ejemplo, de ventas que no se han materializado o de mejorar la cuenta de resultados”.

Para el profesor de la Fundación ICIL, “la logística inversa aprovecha básicamente las actividades de recogida, reutilización, desmontaje, re-manufactura de productos usados y sus componentes con el objetivo de maximizar el aprovechamiento de su valor, en el sentido amplio, y de su sostenibilidad antes de su destrucción”, es decir, obtener una “maximización del valor, alargando el ciclo de vida de los productos y convirtiendo lo que antes eran gastos en ingresos”.

Respecto a las principales características de la logística inversa, Domingo Cabeza explicó que ésta puede seguir seis caminos diferentes:

  • Desde el cliente o consumidor final a los almacenes de distribución (recogida de devoluciones o productos defectuosos).
  • Reparación de productos.
  • Restauración en fábrica, no en empresa externalizada.
  • Destrucción y aprovechamiento de componentes para su uso en la fabricación de otros productos.
  • Gestión de residuos y reciclaje.
  • Incineración y destrucción para producción de energía eléctrica, por ejemplo.

Para el profesor de la Fundación ICIL, en logística inversa “no existen procesos como la estimación de ventas o la planificación de demanda”. Por esta razón, en sectores como el del consumo, la moda u otros, en los que acostumbra a haber muchas devoluciones y mermas, “hay que utilizar la logística inversa como ventaja competitiva frente a los competidores”. Los fabricantes deben pensar en utilizar esta disciplina logística para alargar la vida de los productos”. Y así lo están haciendo algunos, tal y como lo demuestran ciertas campañas publicitarias de conocidas marcas que aseguran que invierten en acciones para contaminar menos o reducir la huella de carbono, “consiguiendo a través de la logística inversa incrementar la confianza del consumidor”.

Logística inversa para reducir costes

Domingo Cabeza también se refirió a la logística inversa para conseguir reducir costes, alegando que aplicar las 3R es una manera de conseguirlo y citó como ejemplo la reducción de producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos, la reutilización de productos a través de la manufactura para poder aumentar el ciclo de vida y el reciclaje de materiales y componentes.

Respecto a los costes propiamente dichos, Domingo Cabeza habló de los ”costes invisibles que pueden ahorrarse a través de la logística inversa”, como el vinculado “al espacio dedicado a productos que esperamos vender, pero que no vendemos; el coste del transporte de las devoluciones al almacén o el de las entregas a empresas que hemos externalizado; los asociados a la gestión de los productos, especialmente aquellos que no se venden; los costes en stocks y su financiación o los costes de manipulación”.

Según Domingo Cabeza, la logística inversa también puede ser un motor de ventas, ya que “puede contribuir a crear nuevos nichos de mercado en los que vender a un mejor precios aquellos productos que no han sido vendidos y que ya están o pasados de moda o bien cercanos a su fecha de caducidad. “Se trata de volver a vender antes de tener una devolución”.

Finalmente, Domingo Cabeza se refirió a la integración de la logística inversa en la cadena de valor de las empresas, asegurando que “hay que llegar al mercado antes que la competencia, maximizando la rentabilidad, disminuyendo el capital a través de la disminución de almacenes y stocks, o bien vendiendo por otros canales aquello que no se ha vendido por los tradicionales e, incluso, recupera inversión a través de la recuperación de materiales o el reciclaje de productos”.

Para el experto en logística inversa, en ésta también “hay que compartir la información con clientes y proveedores porque ello nos va a ayudar a tener confianza y colaboración en la supply chain management”.

Sedes ICIL

Sede:
ICIL Barcelona
Dirección:
Conxita Supervia 9-11
08028 Barcelona
Teléfono:
93 2256102
Email:
barcelona@icil.org
Fax:
93 2256108
Contacto:
Mª Teresa Pérez
Sede:
ICIL Madrid
Dirección:
C/ O'donnell, 34, 4D
28009 Madrid
Teléfono:
91 4176583
Email:
madrid@icil.org
Fax:
91 4176584
Contacto:
Pilar María Marijuan
Sede:
ICIL Bilbao
Dirección:
C/ Colón de Larreátegui nº 26, Bajo G
48009 Bilbao
Teléfono:
94 4009067
Email:
bilbao@icil.org
Fax:
94 4025754
Contacto:
Lourdes Clerico.