‘Mediante el uso de inteligencia artificial, le proponemos a nuestro cliente el mejor camino para que su mercancía llegue a destino’

Juan Miguel Moreno, CEO Booboo

Juan Miguel Moreno es el CEO y uno de los fundadores de Booboo, una joven red de optimización colectiva del sector de transporte y logística. ICIL ha jugado un papel importante en su trayectoria profesional y empresarial. Primero como formador y después como facilitador de proveedores.

ICIL: ¿Cómo nos presentarías a Booboo?

Juan Miguel: Booboo es la primera red de optimización colectiva del sector de transporte y logística. Nosotros hemos creado una red de clientes y otra de proveedores y ponemos en contacto en tiempo real las necesidades de transporte de los primeros con los recursos optimizados de los segundos. Lo hacemos en forma de market place y, mediante el uso de inteligencia artificial, le proponemos a nuestro cliente el mejor camino para que su mercancía llegue a destino. Es él, no obstante, quien tiene la última palabra. Nosotros somos el único interlocutor del cliente y nos encargamos de pagar a los proveedores escogidos. No somos un mero comparador, sino un operador logístico virtual.

ICIL: ¿Cuáles son los principales beneficios para clientes y proveedores de formar parte de vuestra red?

Juan Miguel: Para los clientes, me quedaría con dos. El primero, el de unirse a una red de usuarios con las mismas necesidades de transporte y logística que las tuyas, a través de la cual adquieres una fuerza de compra mucho más potente y, por lo tanto, obtienes un ahorro. El segundo, es que tienes un único interlocutor para gestionar tu relación con cualquiera de los operadores. En lo que se refiere a los proveedores, somos un canalizador de venta muy rápido y accesible. Nosotros centralizamos las necesidades de nuestros clientes y después elegimos de forma transparente, mediante un algoritmo, cuál es el mejor.

ICIL: ¿Cómo y cuándo surgió el proyecto?

Juan Miguel: De formación, soy Ingeniero Industrial e hice la especialización en Organización. Después, pasé más de 10 años trabajando en el mundo del transporte y la logística. Durante esa época, fue cuando hice con ICIL el Máster en Supply Chain Management. Pronto me di cuenta de que todos los grandes actores del sector pensaban de forma individual en sus necesidades y en los recursos disponibles y de que eso generaba ineficiencias. Entonces pensé que una empresa que fuera capaz de juntar todas estas ineficiencias y aplicar respuestas de optimización colectiva ofrecería una solución que sería mejor que la individual.

ICIL: ¿En qué fase se encuentra Booboo?

Juan Miguel: Arrancamos en agosto de 2017. Hace aproximadamente un año conseguimos nuestra primera ronda de financiación y, actualmente, estamos gestionando más de 30.000 pedidos mensuales. Tenemos perspectivas de crecimiento y capacidad para abastecer muchísimos pedidos más. De cara a diciembre, abriremos nuestra segunda ronda de financiación para invertir en tecnología, adecuar la estructura para dar respuesta al crecimiento…

ICIL: ¿Cuáles han sido los principales retos o dificultades que habéis tenido que afrontar en esta primera etapa?

Juan Miguel: Introducirse en un sector tremendamente maduro y con unos actores muy grandes era el mayor reto, pero al final se trataba de ganarnos su confianza y que nos dieran su apoyo para poder ofrecer el servicio. A nivel de clientes, nuestro algoritmo y la trazabilidad de todos los envíos que ofrecemos nos ha permitido lograrla. También nos ayudó mucho la experiencia en el sector que tenemos los dos socios fundadores.

ICIL: ¿Cómo valoras el uso que se está haciendo de las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial en el sector logístico?

Juan Miguel: Aún estamos en una fase muy incipiente. Son herramientas que forman parte de nuestro día a día a nivel particular y lo que falta es dar el paso de incorporarlas al sector industrial y, especialmente, al ámbito del transporte, que tiene muchísimas variables que se pueden optimizar en cuanto a coste, revisión de consumos, etc.

ICIL: En todo este trayecto como startup, ¿qué papel ha jugado ICIL?

Juan Miguel: ICIL me ha ayudado a dos niveles, el personal y el de empresa. Respecto al primero, mediante el máster obtuve una visión amplia y global a nivel teórico de lo que es abastecer toda la cadena de suministros, ya que cuando estás en una empresa te especializas en un aspecto muy concreto. Sin embargo, es necesario conocer todos los ensamblajes de la cadena, ya que tienen que funcionar bien muchas cosas para que un pedido llegue a su destino. En el impulso de la startup, nos ha ayudado como canalizador de posibles proveedores, ya que forman parte de ICIL todos los grandes operadores y grandes marcas del mundo de la distribución.